martes, 20 de mayo de 2014

Charlamos con Alexis Brito Delgado

 

 
 

 

 



Es hora de conocer un poco mejor a uno de los autores que esta desde los inicios en Dlorean. Se trata del escritor canario Alexis Brito Delgado, al que habéis podido leer en las antologías Steam Tales, Action Tales, Western Tales y en la novela “Soldado de Fortuna: Las Aventuras de Konrad Stark”, en la que nos centraremos especialmente. Conozcamos un poco más a Alexis Brito Delgado.
 
 


1) Para comenzar, una pregunta que suele ser obligatoria ¿Quién es Alexis Brito Delgado?
 


Soy un tipo normal y corriente, con mis aficiones e inquietudes, que disfruta mucho escribiendo. Como persona, me considero humilde, con los pies en la tierra y consciente de mis virtudes y defectos. Como escritor, soy ambicioso, cínico, terco y descreído. Aborrezco el elitismo y la estrechez de miras propias del mundillo literario. Por ello me tomo tan en serio mi trabajo: si quieres llegar a alguna parte debes de ser fiel a tus principios.   
    

 

 
 

2) ¿Cuáles son los escritores que te han influenciado más para escribir?
 


Arthur Rimbaud, Michael Moorcock, William Burroughs y Henry Miller. Soy una mezcla de estos cuatro escritores: si destripas cualquiera de mis novelas comprobarás que estoy en lo cierto. Me siento orgulloso de mis influencias; no veo sentido negar lo contrario.  
 

 

 
 

3) ¿En qué géneros te mueves mejor?
 

Me gusta pensar que mi especialidad son la acción y la aventura. Adoro las novelas épicas, con grandes protagonistas que se salgan de las páginas, al estilo de Robert E. Howard. Por otra parte, siento la necesidad de escribir libros más íntimos: historias autobiográficas, en las que cuento mi vida, las cosas que me han pasado y mi filosofía particular. Cada momento de mi vida ha estado condicionado por cuatro factores: las relaciones personales, mis intereses, el trabajo y el estado de mi carrera literaria. Todo ello me ha influido y continúa influyéndome a la hora de narrar.  

 

 
 

4) Llevas publicadas ya un buen número novelas ¿nos puedes hablar un poco de ellas?
 

 Publicar una novela es una tarea complicada. El problema no es la calidad, la temática o la extensión de tu libro, el problema es encontrar a la editorial idónea. Por ponerte un ejemplo: llevo ocho años intentando sacar a la calle una novela bélica ambientada en la Segunda Guerra Mundial. La semana pasada me llegó el enésimo rechazo editorial alegando que «siento comunicarle que no ha sido seleccionada para nuestras próximas publicaciones». Conozco esa respuesta de memoria: el típico correo en serie que envían a todos los autores que no desean publicar. ¿Qué puedes hacer? Eliminas a la editorial de la lista y lo intentas con otra. Entiendo que en el momento actual reinan en el mercado la novela policiaca, los pastiches, el terror y la literatura erótica. Me parece bien y lo respeto. Lo bueno de las modas es que, cuando pasan, nadie las recuerda.
 

Todas las novelas que he publicado, han pasado por un proceso similar. Exceptuando «Gravity Grave» (Palabras de Agua, 2014), mis libros han tratado sobre la Familia Stark. Creo que es una saga coherente, variada y bien construida. No conozco a ningún escritor español que esté haciendo en estos momentos nada similar. He publicado sobre géneros muy diversos entre ellos: drama, Ciencia Ficción, fantasía heroica, novela negra, Guerras Napoleónicas y novela musical. Quiero evolucionar como autor, no quedarme estancado en el mismo estilo durante toda mi vida; debo arriesgarme para sorprender a los lectores con mi próxima obra.     
 

 
 

 
 

5) Explícanos quien es Konrad Stark, el protagonista de Soldado de Fortuna.
 


 
 Las Guerras Napoleónicas fueron una época cruel y despiadada de la historia de la humanidad en la que se perdieron millones de vidas por la ambición de unos cuantos individuos despreciables que solo pensaban en perpetuar su propio poder. Los personajes caballerosos, padres de familia, rectos y solidarios, con una ética intachable, que aman la patria sobre todas las cosas, no me interesan en absoluto. Cuando creé a Konrad quería un individuo real: un superviviente capaz de afrontar cualquier situación y salir de ella con la cabeza sobre los hombros. Las características que lo definen son muy simples: es sarcástico, fanfarrón y pendenciero. Supongo que el lector esperaba un personaje más amable, acorde a todos los públicos, pero ello no cuadra con la forma en la que imagino la época. Stark es un mercenario veterano: ladrón, tahúr, pirata, asaltante de caminos… No cree en Dios, en la Iglesia, en la patria, ni en la bondad de los hombres. Sabe que todo el mundo tiene un precio y que aquellos que se creen superiores a sus semejantes muerden el polvo cuando les clavan una espada en las tripas. Disfruté mucho escribiendo las aventuras del personaje; pienso que es una de mis mejores creaciones.   
 

 
Konrad Stark por Pako Domínguez

   
 
 

6) ¿Qué te impulso escribir sobre un mercenario en las guerras napoleónicas?
 
 


Dos motivos muy sencillos. Primero: siempre me ha fascinado esa época. Segundo: nadie escribe novelas de aventuras a la antigua usanza en la actualidad. Evidentemente, vuelvo a estar contra las cuerdas por llevar la contraria a los intereses del público mayoritario. Dediqué cuatro años de mi vida a escribir sobre Konrad Stark y tuve la suerte de que los chicos de Dlorean apostaran por mi novela. Creo que, dentro de lo que cabe, avanzo en la dirección correcta. Hace una década jamás hubiera imaginado que iba a publicar nada; siempre creí que lo haría después de muerto.         
    

 

 
 

7) Konrad Stark es uno más de una larga tradición de héroes de la familia Stark a lo largo de diferentes épocas y ambientaciones ¿nos puedes hablar de todos ellos y de cómo se te ocurrió esa idea?
 

Los Stark nacieron en un lejano 1994, cuando estaba en el instituto, gracias a la influencia del ciclo del Campeón Eterno de Michael Moorcock. Dorian fue el primer Stark: un agente ejecutor especializado en eliminar máquinas rebeldes que atentan contra los intereses de la Corporación Schneider. Un individuo atormentado por su pasado, bioconstruido, que lucha por conservar la poca humanidad que le resta en un mundo aniquilado por la ultra tecnología. Es mi Stark favorito: tengo demasiadas cosas en común con personaje y ha sido con el que más me he involucrado emocionalmente. La saga consta de cuatro libros. Lamentablemente, a los editores solo les interesa el steampunk que triunfa en la actualidad. Llevo veinte años escribiendo sobre el personaje: no me importa esperar el tiempo que sea necesario para publicarla.  
.
 
 
 
 
Dorian Stark visto por Caesar.
 
 

 
 
 

 
 
 
 
Gresham Stark, protagonista de «Melancolía» es un antiguo profesor que, por culpa de una tragedia personal, cae de lleno en el mundo de las drogas y la autodestrucción. Quería escribir un libro que narrara el ocaso absoluto de un individuo, la lucha contra sus demonios internos, el sentido de la culpabilidad y el abismo sin retorno que significa la adicción a la cocaína. Es una novela cruda, cruel y desagradable; la vida es idéntica en muchas ocasiones.

Möhler Stark es un sicario adicto a la heroína, que se mueve entre callejones atestados de basuras y el mundo del hampa de la Nueva York de los años setenta. Fue un reto sumergirme en la psicología de un yonqui, hablar de sus miedos, traumas, decepciones y miserias. Siempre me fascinaron películas como «Uno de los nuestros», «El funeral» y «El padrino». Por ello escribí este libro; quería homenajear al cine de gángsters con el que crecí.
 
 

Empecé a leer a Sven Hassel en el instituto. Ello me inspiró a escribir sobre la Segunda Guerra Mundial en mi novela «Némesis». Por desgracia, tal como he contado, continúa inédita. El libro trata sobre la supervivencia más elemental, la locura que invade a los soldados durante el conflicto bélico y la corrupción de los regímenes militares. La historia está protagonizada por Johannes Stark: SS-Hauptsturmführer (capitán de las SS nazis) padre de Gresham y Möhler Stark. 
 

 
 
 

«Wolfgang Stark: El último templario» (Editorial Seleer, 2012) es uno de los pocos Caballeros de Dios que consigue escapar de la caza implacable a la que fue sometida su Orden por la Santa Inquisición. Un antihéroe al más puro estilo Solomon Kane: tétrico, vengador, amargado, religioso y en conflicto consigo mismo. Wolfgang es lo más parecido a Howard que he escrito jamás. Espada y brujería clásica: criaturas demoníacas, sudor, acero y adrenalina. Estoy a punto de terminar el segundo volumen de la saga y aún me queda por escribir el tercero. En breve tendré que moverlo por las escasas editoriales que publican novela fantástica en España que no lo han rechazado. Espero que no me cueste un lustro publicarlo, tal como sucedió con la primera parte.        
 

 
La versión del templario de Caesar
 
 


«Soldado de fortuna: Las aventuras de Konrad Stark». En una Europa invadida por los implacables ejércitos napoleónicos, Konrad Stark es un soldado de fortuna que intenta sobrevivir entre el tronar de los cañonazos y el avance de los húsares. Batallas en alta mar, líos de faldas, sangrientos combates, borracheras, damas misteriosas y noches de juerga, son unas de tantas aventuras por las que pasará nuestro héroe. La sinopsis lo define todo.
 

 
 
Ulrich Stark («El Juicio de Dios», Action Tales: Antología Pulp, 2013) es un capitán de navío al servicio de Fernando II durante la Guerra de los Treinta Años. Es el último personaje de la saga; pienso desarrollarlo en una novela en futuro próximo. Como de costumbre, empiezo con un relato corto y veo que tal funciona la historia en mi mente. Me he dado de plazo hasta el 2020 para terminarla.   
   

            
Ulrich Stark por Jaime M. Rodríguez y Santiago Ramos en Action Tales
              
 

 8) ¿Dirígete al lector y convéncele de por qué debería leer Soldado de Fortuna?

Nunca se me ha dado bien convencer a la gente para que compre mis libros. De hecho, cada vez que realizo una presentación, siempre caen por el camino más personas que las que asisten al evento. Creo que mi novela no defraudará a los lectores y que van a invertir bien su tiempo y su dinero. ¿Suena pretencioso? Es posible. Si no confiara en mi obra, no tendría sentido luchar por ella.
 

 
 

9) Estoy seguro de que tienes montones de proyectos entre manos ¿nos puedes adelantar algo de lo que tienes entre manos?

Tengo varias novelas en mente, por supuesto, pero he aprendido que cuando te metes en demasiados proyectos, no llegas a ninguna parte. Prefiero centrarme en un solo libro y, cuando se encuentra a la venta en librerías, empezar con el siguiente. Llevo un tiempo queriendo hacer algo distinto: una novela infantil inspirada en el glam rock, con un personaje a lo Ziggy Stardust como estrella principal. Soy fan acérrimo de David Bowie: algo especial puede salir de todo esto.      
 

 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada